Reduciendo las Deudas Tampa

Viernes, 8 Agosto   

Si la cantidad que debe le resulta incómoda, usted no está solo. Millones de estadounidenses han gastado demasiado pagando a crédito y después han aprendido (a golpes) lo difícil que puede resultar pagarlo.
He aquí algunos consejos para reducir sus deudas:
* No contraiga deudas nuevas. Deje de usar las tarjetas de crédito. Rechace las ofertas de tarjetas de crédito, de consolidación de deudas y de segundas hipotecas.
* Solicite ayuda. Muchos centros no lucrativos de asesoramiento sobre deudas le aconsejarán por un precio muy bajo o gratis. Póngase en contacto con el Servicio de Asesoramiento de Crédito al Consumidor (Consumer Credit Counseling Service) de su zona. (Busque en las páginas blancas de su guía telefónica). A menudo, este servicio puede ayudarle a concertar un plan de pagos con sus acreedores.
* Haga un plan por escrito. Haga una lista de todas sus cuentas y las correspondientes cantidades. Calcule cuándo puede pagar cada cuenta.
* Primero paga tus préstamos con más altos intereses. Para salir de sus deudas mas rápido, primero pague por completo los balances de sus tarjetas de crédito con los intereses más altos, haciendo por lo menos los pagos mínimos de sus otros prestamos. Habiendo pagado el préstamo con el más alto interés empiece con el siguiente préstamo de interés alto, y así continúe sucesivamente con sus otros préstamos.
* Comuníquese con sus acreedores. Comuníquese con su compañía de tarjeta de crédito para tratar de reducir la tasa o coordinar un plan de pago diferente.
* Pague más que el pago mínimo de las tarjetas de crédito Ahorrará muchísimo dinero en intereses y reducirá o eliminará su deuda mucho antes.
* No contraiga nuevas deudas. Deje de usar sus tarjetas de crédito. Diga “no” a las ofertas de tarjetas de crédito, consolidación de deudas y segundas hipotecas.
* Sea consciente de las tasas de interés y de los cargos de las tarjetas de crédito. Infórmese de las cuotas anuales, las tasas de interés actuales, los cargos por financiamiento, los cargos por adelantos en efectivo, cargos por morosidad, tasas de penalización y cualquier otro cargo relacionado con su tarjeta. Estos conocimientos pueden ayudarle a tomar mejores decisiones acerca de cuál tarjeta usar y cómo administrar la tarjeta.
* ¡Los adelantos en efectivo pueden ser un problema! Obtenga un adelanto de dinero en efectivo sólo cuando sea absolutamente necesario. Se suelen cobrar tasas de interés más altas que las que paga por las compras con la tarjeta y las tasas se aplican de inmediato, sin un período de gracia de treinta días. La mayoría de los bancos también cobran un cargo por servicio que se basa en la cantidad de dinero que usted retira. Lo mismo se aplica a los “cheques” personalizados que envían algunas compañías de tarjeta de crédito.
* Transfiera saldos a tarjetas que tienen tasas de interés más bajas. Busque tarjetas de crédito que ofrezcan una tasa introductoria baja (normalmente por seis meses), y transfiera el saldo de su anterior tarjeta de crédito a la tarjeta nueva. Sin embargo, antes de hacer esto, asegúrese de que, tras el período introductorio, la nueva tarjeta ofrece la misma tasa de interés o una tasa menor que su tarjeta actual.
No se rinda. La reducción de su deuda es algo difícil, pero no deje de intentar hacerlo. Es una de las cosas más importantes que puede hacer para lograr un futuro financiero mejor.