Qué Sucede con las Deudas Garantizadas

Lunes, 26 Mayo   

Las deudas con garantía (‘secured’) son aquellas donde alguna propiedad garantiza su pago, o sea, que si la deuda no se paga el acreedor puede ir contra la propiedad para obtener el pago de su deuda. Puede hacerlo mediante reposesión o mediante un proceso de ejecución de la garantía, o sea, obligando la venta de la propiedad.

Las deudas aseguradas más comunes son:

* Hipotecas: Deudas garantizadas con casas, edificios, terrenos o fincas. Si no se pagan las mensualidades según acordadas el acreedor (casi siempre el banco) puede, a través de un procedimiento en corte, ejecutar esa garantía. En ese caso el banco o el acreedor asegurado forzará que la propiedad sea vendida en pública subasta para cobrar su deuda.
* Préstamos de auto. Si no se cumple con el pago mensual acordado el banco puede reposeer el auto con o sin orden de un tribunal.
* Financiamiento de muebles del hogar, enseres del hogar o equipo de negocio, si se cumplen con ciertos requisitos que establece la ley, los que deberán estar especificados en el contrato de venta. Si no se hacen los pagos acordados el acreedor puede reposeer la propiedad, con o sin orden de un tribunal.
* Algunas compras con tarjetas de crédito efectuadas luego de enero de 1998, siempre y cuando así se indique en el contrato de la tarjeta de crédito.
* Prestamos personales o comerciales con colateral en dinero tales como depósitos o como en el caso de las cooperativas de ahorro y crédito (”credit unions”) en acciones (”shares”).