Al servicio de la deuda

Jueves, 26 Junio   

En los noventas, en cambio, la moda ha sido la “deuda interna”, compuesta por infinidad de colocaciones en el mercado interno, en forma de bonos o valores que “reciben” los bancos comerciales del Estado y que “aceptan” las instituciones públicas.

Nuestro Estado, en vez de entrar en razón y determinar qué puede hacer. Se ha encaprichado en hacer de todo. Para seguir en tal loco afán, ha tenido que endeudarse hasta las futuras generaciones.

De tal modo, más de una tercera parte del presupuesto nacional se dedica al “servicio de la deuda”. No obstante, prácticamente un 40% del presupuesto se financia con nueva deuda. Es como si una culebra se empezara a comer ella misma por la cola.


Tags: